LOGISTICA VERDE Y HUBS URBANOS: CUANDO RAPIDEZ, EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD VAN DE LA MANO

Por Recamasa 30.01.2020

Un sector que empieza a moverse al son de la cuenta atrás.

 

El impacto de la digitalización ha acelerado la secuencia de actos que componen la cadena logística, sobre todo en la parte más cercana al cliente final, la conocida como última milla. Nuevos plazos para un comprador más impaciente que demanda en su pedido on-line una velocidad casi similar (y perdón por la exageración) a la que experimenta en un establecimiento físico. Mirar, elegir, comprar y poder disfrutar del producto lo antes posible.

El e-commerce ha revolucionado los tiempos de espera y ha postrado a todo un sector a la tiranía de las agujas del reloj. Según el medio Ecommerce News, a día de hoy el tiempo medio de entrega se sitúa en torno a 3,2 días y si bien un 82% considera un mínimo aceptable de 5 días, ya hay un 15% que se desquicia cada vez que su pedido tarda más de 24 h en llamar a la puerta y un 30% que estaría dispuesto a hacer un desembolso adicional si sus pedidos pudiesen llegar antes.

Más información

La logística de la navidad: un trineo impulsado por la tecnología

Por Recamasa 30.12.2019

La navidad es una fecha señalada en el calendario de casi todas las personas; es una época de reencuentros, reuniones familiares, comidas con amigos… pero también de compras de última hora. Y es que, ¿Quién no ha confiado nunca en un servicio logística esperando que sus regalos del día antes lleguen justo a tiempo para la navidad?

Más información

Nosotros no usamos renos, pero sí carretillas

Discurso de nuestro director general duarante la cena de navidad

Por Ángel López 20.12.2019

Como dijo la novelista Taylor Caldwell, “este es el mensaje de la Navidad: nunca estamos solos”. Me parece que esta frase define muy bien esta tradición que hemos llevado a cabo año tras año. Me llena de orgullo y satisfacción que sigáis esperando este día con ilusión y hagáis el pequeño esfuerzo de reservarlo para celebrar junto a vuestros amigos y compañeros estas fechas tan importantes. Más este año, en el que lo hemos preparado desde la compañía y de un modo más especial, por estar en puertas del año en que damos la bienvenida a nuestro 35 aniversario.

Más información

Brazos de acero para el Black Friday; La semana del caos logístico

Por Recamasa 29.11.2019

La peak season comienza esta semana. Arrastrada por el famoso Black Friday, desde el lunes y durante toda esta semana, un mar de ofertas inunda tiendas, grandes superficies comerciales, pero también páginas webs y apps.

Entrar en el sitio web de una de las grandes cadenas de informática y electrónica o en las apps de firmas de ropa y complementos, instaladas en nuestros smartphones, se convierte en una sucesión incansable de tentaciones en las que muchos españoles, pensando en reducir el presupuesto de los regalos de las ya próximas navidades o simplemente deseosos de encontrar ese artículo tan codiciado con una rebaja sustancial en su precio, caen sin ningún reparo.

Más información

Logistics & Distribution 2019; la gran vitrina

Por Recamasa 13.11.2019

Hace sólo dos semanas, justo cuando decidimos teorizar sobre la importancia de la comunicación interna, empezábamos en este blog un post donde mencionábamos un supuesto escaparate. En esta ocasión, no era el motivo que nos llevaba a escribir y decidimos pasarlo de largo, pero hoy, coincidiendo con el inicio de la feria Logistics&Distribution, hemos decidido pararnos dos minutos a analizar la importancia de estas ventanas que, sin duda, tienen el poder de sacar a la luz todo sobre nosotros.

Y es por eso, porque creemos en el poder de estos escaparates, por lo que decidimos que teníamos que ser conscientes de que las ferias son espacios comerciales donde tenemos la oportunidad de exhibir y vender nuestros productos y ampliar nuestra base de contactos dentro de nuestra cadena productiva. Esa es la razón por la que hoy no escribimos desde nuestra oficina, sino desde el pabellón 3 de IFEMA, donde todo el equipo nos hemos desplazado para dar a conocer lo mejor de nosotros. Y es que no hay mejor ventaja para el cliente que traerles hasta aquí las características físicas y la calidad de los productos y más en un mundo en el que, no lo neguemos, nos hemos vuelto muy virtuales.

Más información

CUANDO EL ESCAPARATE NO LO ES TODO

Por Recamasa 31.10.2019

Nuestro día a día está lleno de escaparates, esos pequeños escenarios en miniatura en los que nos paramos a veces sin ni siquiera darnos cuenta. Nos atraen, aunque no queramos y a veces, hasta tienen una fuerza que, sin saber cómo, nos empujan hacia dentro.

Pensar en un escaparate nos lleva a imaginar una ventana y es aquí donde a veces nos equivocamos. Toda firma tiene su propio escaparate, pero no siempre está en la calle, porque en muchos casos, ni siquiera es físico. Entonces, ¿cuál es ese escaparate? La respuesta es sencilla: es la imagen que cualquier empresa ofrece al público.

El inicio de este post puede llevar a pensar que en adelante teorizaremos sobre la imagen que damos hacia afuera. Sin embargo, no es este el objetivo de esta nueva entrada. Dar buena imagen de cara a la galería es algo que parece que todos tenemos claro, pero ¿qué sucede dentro de casa?

El empleado, esa ‘máquina’ que no puede fallar

A veces estamos tan centrados en dar buena imagen que nos olvidamos de nuestros empleados, estos que, precisamente, son los primeros responsables de ser prescriptores de la marca; aquí es cuando la comunicación interna se alza buscando el lugar que le pertenece. En otras palabras y planteado en cifras: la comunicación interna puede llevar a un incremento del 30% en la rentabilidad de una compañía. Obviarlo sería remar a contracorriente.

Hasta hace poco, el salario era la única herramienta disponible para incentivar a un empleado y sobre todo para hacerlo rentable. Hoy, no nos engañemos, seguimos trabajando por dinero, pero, como no hace mucho publicaba El Mundo: no todo es un buen sueldo. Y es que el salario llega a final de mes y la alegría dura unos días; sin embargo, nuestro puesto, la silla, el jefe, nos acompañan día a día.

Sentirnos parte de ese entorno donde estamos y por el que apostamos diariamente es esencial y esto no es posible sin alguien que nos haga recordar que somos útiles, que agradezca nuestros esfuerzos extras o que nos reconozca nuestros éxitos. En definitiva, alguien que se acuerde de que existimos y de lo que aportamos. Y es por eso por lo que comunicar no sólo de puertas para afuera, sino internamente, es fundamental para el éxito de cualquier compañía. Y sin ello, el compromiso con la compañía comienza a fallar y a ralentizarse, como si de una máquina sin combustible se tratase. A fin de cuentas, aunque seamos personas y no máquinas, también necesitamos de esta energía para no dejar de funcionar.

Pero ¿cómo podemos comunicarnos con nuestros empleados?

La buena noticia es que ya existen compañías como Great Place to Work -que hace poco comunicaba los ganadores del Ranking de las 50 mejores empresas para trabajar en España- que trabajan para concienciar a las empresas de la necesidad de transformar la cultura organizacional de las compañías de muchas maneras, entre otras, implementando planes de comunicación interna sólidos para que la comunicación entre líderes y equipos fluya. En definitiva, para que todos se sientan reconocidos, informados y sean parte.

Para ello, es fundamental crear nuevos canales de comunicación con el empleado. Nosotros, desde Recamasa, estamos ya poniendo nuestro grano de arena para que nuestra comunicación entre dirección y empleados funcione y estamos ya viendo sus frutos. Ayer mismo, nuestros hijos, esos pequeños por los que trabajamos y nos esforzamos día a día, estuvieron en nuestra oficina. ¿El fin? Que vieran dónde están y qué hacen sus padres cuando no están en casa con ellos. Y es que, para un niño, poca ilusión hay más grande que visitar a papi o a mami en la oficina. Para nosotros fue muy grande ver cómo nuestros hijos nos admiraban y contemplaban ilusionados el sitio donde sus padres dan lo mejor de ellos. Y sobre todo ver cómo disfrutaban y jugaban sobre la maquinaria que construimos cada día.

Después de todo parece claro: se puede mimar mucho la imagen externa, se puede montar el mejor performance en un escaparate, pero de nada sirve si dentro, el corazón no late.