¡ORGULLO EN EL PODIO!

Por Recamasa 18.10.2019

¿Qué es el orgullo? El orgullo puede entenderse de dos maneras absolutamente distintas. El orgullo es un nato generador de conflictos, pero a veces también es un factor de satisfacción personal por lo que uno sabe que hizo bien. Obviemos la primera acepción para quedarnos con la segunda y sin querer hablar demasiado de nuestro libro, afirmemos que tenemos motivos por los que sentirnos orgullosos.

Hace unos días y por primera vez en nuestro país se concluyó el ranking nacional de distribuidores independientes de carretillas, un exquisito termómetro de este, nuestro sector. En el bote entraron todos, o al menos 461 empresas localizadas por Internet. ¿El responsable? Imagine. Esa revista de la red Ática que tanto nos ha orientado alguna vez.

El ranking, que apenas deja huella en Internet, selecciona los primeros 150 distribuidores de carretillas elevadoras en España entre los que se destacan 31 de los 44 asociados de Ática (cerca del 70%) y aquí es donde Recamasa luce la cuarta posición. Es justo mencionar que los datos manejados para la consecución del ranking provienen del registro mercantil y del ranking de empresas elaborado por ElEconomista.es donde en 2017 conseguimos la 25.008 posición.

Ser cuartos en un grupo de 461 no es fácil. Tras ello se esconden muchos detalles, entre ellos la diligencia puesta en todo aquello que hacemos. Y es que esta posición, no lo negamos, nos deja orgullosos, pero también nos hace responsables de seguir trabajando en la buena dirección: aquella que va hacia la buena marcha no sólo de nuestra compañía, sino de todo el sector. Y esto no es sólo una apreciación; el año pasado nuestra industria cerró en España con una venta de 20.250 carretillas de interior y 10.893 contrapesadas, lo que implicó un récord y un incremento con relación a 2017, de un 8,9%. Estar en el top5 del ranking de Imagine nos hace, con toda humildad, garantes de parte del devenir de esta industria.

Y es que, volviendo al inicio, seamos francos, el verdadero orgullo es aquel que nos impulsa a lograr grandes hazañas.

 

12.410 DÍAS

Por Recamasa 01.10.2019

Parecen muchos, pero son ya 34 los años que han pasado desde que RECAMASA puso su primera pequeña piedra. Una piedra que, después de casi 12.500 días se ha convertido en una montaña alta.

En este montón de días se pierden experiencias, avances que siempre merece la pena recordar. Y es que, si miramos atrás, poco somos de lo que fuimos. Aquella empresa familiar en la que podíamos contarnos con los dedos de una mano se ha convertido en un equipo de muchas caras; las de siempre, algunas nuevas y otras que quedaron atrás pero que permanecen en nuestro recuerdo. Pero hay algo que no cambia ni cambiará nunca y es nuestra filosofía o, dicho de otra manera, esas ganas de dar lo mejor de nosotros, y esto es algo que pese a todo lo que avanzamos, permanece latente.

Y es por eso por lo que este nuevo año lo afrontamos con la misma ilusión que lo hacemos siempre; ese sueño por seguir siendo un equipo en el que trabajamos día a día por satisfacer a quienes confían en nosotros y, sobre todo, por el aprendizaje continuo de nuestros errores. Ya lo dijimos en nuestro 30 aniversario y hoy, coincidiendo con la inauguración de una nueva era para nuestro blog queremos enfatizar en la idea de que RECAMASA es hoy una organización empresarial moderna, competitiva e innovadora, que avanza decididamente hacia el liderazgo en nuestro sector gracias a un remar en una única dirección.

Esos remos que un día nuestro fundador, Ángel López, puso en nuestro pequeño timón, hoy nos hacen avanzar, crecer y empujar este ya llamado buque. Son remos que tienen nombres y apellidos y que día a día empujan a nuestra compañía al éxito.

Gracias a todos los empleados, clientes y proveedores por habernos hecho llegar hasta donde hoy estamos, porque sin vosotros, RECAMASA no sería lo que hoy somos.

Por cierto, felicidades, anfitriona.