DIGITALIZACIÓN COMO PUENTE HACIA LA RESILIENCIA: EL FUTURO DE LA CADENA DE SUMINISTRO

Por Recamasa 11.06.2020

Deslocalización y dependencia en la cadena de suministro. El sector pre Covid-19 

Más de 20 años antes de la llegada de la Covid-19, las cadenas de suministros se extendían por doquier al ritmo imparable de la globalización. La deslocalización se convertía en esa ansiada búsqueda del lugar ideal para desgranar la actividad productiva por todos los rincones del continente en búsqueda de la competitividad en costes. El resultado; enormes rutas de transporte que trasladan materias primas, productos semielaborados, o sistemas y subsistemas elaborados de un lado a otro y en el que proveedores indirectos y directos se superponen creando una cadena altamente sofisticada, pero a su vez muy, muy dependiente.

Actitudes y aptitudes como garantía en un entorno impredecible

China fue la primera pieza en el juego del dominó, pero esta crisis no paró allí. Asia, Europa, América…uno tras otro, todos los continentes se han ido replegando tras sus fronteras y, a pesar del cordón umbilical que se ha dejado libre para el transporte de mercancías, los cuellos de botella primero y las situaciones de desabastecimiento después, todo ello aderezado por las medidas de prevención sanitaria, han provocado durante los últimos meses una situación sumamente difícil para la actividad logística a nivel mundial.

Y no sólo a nivel macro se ha producido esta tensión de la cadena de suministros. Las medidas de confinamiento y distanciamiento social han puesto fuera de juego, al menos, en comparación con la situación pre-Covid, a las tiendas físicas, haciendo desaparecer todo contacto humano del consumer journey y aupando hasta cifras insospechadas al ecommerce, que según la revista E-commerce-News, ha experimentado un crecimiento del 55% desde el inicio de la crisis.

Este crecimiento ha venido de la mano de un aumento de las entregas de última milla, que se venía gestando en los últimos años, pero que durante la pandemia ha pisado el acelerador poniendo contra las cuerdas a los sectores de paquetería de las empresas logísticas.

Desarrollo sostenible y cercanía. Un futuro marcado por la movilidad alternativa y la producción local

Aunque se trate de hechos diferentes, todo parece responder a una misma lógica, dar un paso atrás, ser menos dependientes del entorno y valorar opciones más sostenibles y cercanas. Hemos dado un importante respiro al medio ambiente en un momento en el que la actividad logística y de distribución, sobre todo en el entorno urbano, ha sido frenética. Esta excepción parece demostrar así que el futuro del sector y la sostenibilidad no son excluyentes y que pueden ir de la mano.

También las grandes cadenas de suministro deslocalizadas parecen haber dejado patente lo arriesgado de depender de un suministrador que está localizado a miles de kilómetros. El mundo del futuro, previsiblemente, pisará el freno de la globalización para acercar mucho más toda la cadena de valor y ser menos vulnerable a efectos adversos de escala mundial. Lo local gana peso.

Nuevos tiempos, nuevos planteamientos. De la Resistencia a la Resiliencia

Vemos por tanto como el tejido a través del cual se desarrollaba la actividad de la logística se encuentra plagado de agujeros al vacío y de un estiramiento que pone a prueba su capacidad de resistencia.

Pero, junto con las debilidades del actual esquema en el que se apoya la actividad del sector, esta crisis ha mostrado un nuevo camino poniendo en evidencia algunas verdades, que, si bien se vislumbraban desde hace unos años, ahora, en plena resaca de la pandemia, han caído con todo su peso.

Con la misma “r” pero con distinto significado a la resistencia, la resiliencia parece ser la lente a través de la cual se ha de observar el futuro del sector. Un atributo que va más allá de la capacidad de aguantar y esquivar las situaciones de crisis y que sobre todo apuesta por una salida reforzada a futuro.

Se ha pensado y escrito mucho sobre como alcanzar este concepto en el sector durante esta cuarentenaSe ha pensado y escrito mucho sobre como alcanzar este concepto en el sector durante esta cuarentena. Se plantea la relevancia de la cultura organizativa, el necesario paso atrás en la globalización, pero sobre todo, el rol de la tecnología, la digitalización y la inteligencia artificial como condición indispensable para lograr esa esa adaptación y esa flexibilidad tan necesaria ahora que sabemos que habrá crisis futuras que no podamos anticipar y que pondrán contra las cuerdas a las dinámicas tradicionales de todo un sector.

La IA en logística – optimización de la cadena de suministros en tiempo real

Hace ya más de un mes, en pleno apogeo de la pandemia y cuando la cadena de suministros se entregaba a una actividad frenética para cubrir las necesidades básicas de la población en un entorno altamente amenazante, CdeComunicacion.es entrevistaba a ToolsGroup, compañía de software que emplea la digitalización para la planificación de la cadena de suministro, y que apuntó al potencia de la IA para la necesaria optimización en su gestión con el objetivo de satisfacer las necesidades de los clientes. 

Entre otras ventajas, la compañía señaló la capacidad de estas tecnologías de ajustar en tiempo real la previsión de la demanda, redefiniendo y reconfigurando la red de la cadena de suministro para adaptarse a situaciones de crisis repentinas, o la habilidad para reasignar rutas en múltiples niveles, permitiendo reabastecer la demanda en el caso de disrupción de la cadena, desde otras zonas del mundo. También para casos en el que la actividad no pueda satisfacer el total de la demanda, la IA podría, mediante el análisis de datos, identificar la manera óptima de gestionar las necesidades más apremiantes. Además, a través de la IA y el machine learning, se posibilitaría que las propias instalaciones aprendiesen como proceder en esta diversidad de situaciones. 

La digitalización abre la puerta a un futuro lleno de oportunidades

Son sólo tres ejemplos de lo que la apuesta por la innovación en la logística puede suponer. Y es que, ante una red de tan amplias dimensiones, tan dependiente y frágil a los cambios radicales, la previsión, aunque fundamental, ha de dejar de ser la única herramienta para enfrentarse a futuras crisis. La adaptación y la flexibilidad, de la mano de una inteligencia digital que tiene la capacidad de tener en cuenta múltiples variables para tomar decisiones óptimas sean cual sean las circunstancias han de sentar las bases para alcanzar esa “resiliencia” en nuestro sector y ya no sólo poder resistir esta pandemia, sino salir más fuertes y reforzados para encarar el futuro.

LA LOGISTICA POST-COVID

Por Recamasa 07.05.2020

Tecnología, factor humano, sostenibilidad y cercanía darán forma al futuro del sector. 

La Covid-19 ha marcado un antes y un después en la actividad humana. Ningún ser humano, gobierno, compañía u organización parece que funcionará de la misma manera que en febrero. Retomaremos una normalidad muy cercana a los nostálgicos tiempos pre-pandemia, pero el coronavirus, que nos ha puesto de contra las cuerdas y ha producido un enorme sufrimiento, también ha traído debajo del brazo lecciones y ha puesto de relieve cuestiones que de una manera u otra tomaban forma, eso sí, lejos de los focos mediáticos y de las mesas de decisión.

Más información

EL SECTOR LOGÍSTICO TRANSPORTA LOS CIMIENTOS DEL MAYOR ESFUERZO DEL SECTOR SANITARIO CONTRA ESTA PANDEMIA

Por Recamasa 08.04.2020

A un desafío descomunal, una respuesta inédita. Los hospitales de campaña, una macro herramienta en la lucha contra el coronavirus.

Si algo podemos sacar en claro de estos momentos es que la implicación, el esfuerzo y la solidaridad está creciendo en la misma proporción que la pandemia que este 2020 nos ha tocado vivir. Desde todos los sectores económicos y sociales surgen iniciativas que dejando a un lado la actividad habitual, muchas veces limitadas en pro de la salud y el bienestar común, se vuelcan con todos aquellos a los que el COVID-19 está afectando especialmente.

Más información

El sector de la logística bombea sin cesar en la lucha global contra el coronavirus

Por Recamasa 19.03.2020

Un reto sin precedentes para la logística global.

Parecía que la guerra comercial se estaba convirtiendo en el peor dolor de cabeza para sector de la logística cuando a principios de año un nuevo terremoto hizo su aparición en el otro extremo del mundo.

El COVID-19, un nuevo tipo de coronavirus tardo poco en gripar a la hasta ahora incombustible locomotora china y sus efectos se hicieron sentir por todas partes. Junto a las noticias que llegaban sobre restricción de movimientos y confinamientos masivos, además del dramático crecimientos de víctimas de lo que la OMS ya ha catalogado como pandemia global, las principales vías de transporte y suministros del mundo empezaban a verse afectadas.

Y ahora, mientras los habitantes de Shanghái, Pekín o Nankín empiezan a salir a la calle celebrando la agridulce victoria sobre el virus, el escenario se ha trasladado al Viejo Continente que, con más de 51.000 infectados, se ha convertido en el principal foco del COVID-19. Desde el norte de Italia, los países europeos estamos siendo testigos uno tras otro de una situación que hace un mes veíamos a través de las páginas de periódicos o en las ediciones de los telediarios.

Más información

MUJERES EN LA LOGÍSTICA: RETOS, CONQUISTAS Y DIVERSIDAD ANTE UN SECTOR EN PLENA TRANSICIÓN

Por Recamasa 06.03.2020

El próximo 8 de marzo se celebra en la mayoría de los países del mundo el Día Internacional de la Mujer. La jornada conmemora la marcha de 15.000 trabajadoras por las calles de Nueva York hace más de 100 años para exigir los mismos derechos que sus contrapartes masculinas. Fue uno de los primeros actos de reivindicación de la igualdad de género en el trabajo y sirvió como pistoletazo de salida a una conciencia que se ha ido forjando hasta este mismo día. Desde ese momento, el siglo XX y especialmente el XXI han sido testigos de cómo el papel de la mujer en la sociedad y sobre todo en el mercado labora se ha ido incrementando tanto en volumen como en relevancia. Sin embargo y pese a las conquistas, el fantasma de la desigualdad sigue planeando por todas y cada una de las facetas del día a día de las mujeres y especialmente, el entorno de trabajo sigue siendo aún hoy en día un hueso duro de roer.

Más información

La logística del futuro también se escribe en términos de seguridad para sus empleados

Por Recamasa 27.02.2020

Inmediatez en el sector de la logística: Un frenesí que aumenta los riesgos en el sector.

El sector logístico vive momentos frenéticos. Globalización, digitalización y e-commerce, omnicanalidad y disponibilidad. La impaciencia de los consumidores ha crecido de forma paralela a la transformación del sector, disparando hasta límites insospechados la actividad de toda la cadena logística.

Almacenes entre las cuerdas, carretillas danzando de un sitio a otro cargadas de paquetes, operarios al borde de un ataque de nervios por los que pasan entregas y devoluciones que en algunas ocasiones se cuentan por miles al día, como el caso de la ya famosa Peak Season, que en nuestro país se extiende desde el importado Black Friday hasta la ya tradicional Noche de Reyes y las más tradicionales (si cabe aún) rebajas de enero.

En definitiva, vivimos en la era de la inmediatez. Una palabra que si se combina con los diferentes pasos de la cadena logística por los que un producto llega desde su punto de origen a su destino puede conllevar un alto riesgo para todas esas personas que trabajan en los centros de almacenaje aupando y bajando paquetes, conduciendo carretillas elevadoras o en labores administrativas (nadie está libre de una lluvia de paquetes o de un atropello fortuito).

Más información