Las 5 ventajas del renting de carretillas elevadoras

El mercado ha ido cambiando con los años, en el mundo de la logística y la manutención la tendencia no ha sido diferente. Anteriormente lo habitual era comprar una carretilla elevadora y después ir asumiendo los costes que cualquier carretilla elevadora genera con el uso y paso del tiempo.

Actualmente ese hábito está cambiando y cada vez son más las empresas que se animan a renovar su parque de carretillas elevadoras utilizando esta modalidad de renting por las ventajas que ofrece.

Entre ellas destacamos las 5 más interesantes:

1. Estrenar una carretilla elevadora, evitando el desembolso que supondría la adquisición de una carretilla elevadora nueva.
2. Cuota fija durante toda la duración del contrato, sin gastos imprevistos y con IVA deducible.
3. Posibilidad total o parcial de financiación.
4. Ventajas fiscales: no inmoviliza ni consume recursos financieros, no incrementa ni activo ni pasivo, mejora el fondo de maniobra...
5. A la finalización del renting puedes elegir entre quedarte con la carretilla elevadora o bien de cambiarla por una carretilla elevadora nueva.