La nueva realidad logística, un año después

Por Recamasa 16.04.2021

El panorama empresarial ha experimentado un cambio sustancial este último año, y la mayoría de compañías se han visto obligadas a adaptarse y modificar sus modelos de negocio. Sin embargo, sectores como el comercio electrónico han salido fortalecidos como consecuencia de las medidas de confinamiento frente a la pandemia, que ha dinamizado la compra de productos a través del canal e-commerce. Un año después, la nueva normalidad apunta a que esta transformación, lejos de dar una vuelta de 360 grados hacia su origen, supone un avance que ha marcado grandes hitos en la historia del canal ecommerce y de los marketplaces en menos de 365 días.

Y es que el comercio electrónico ha pasado de ser la única opción de compra posible frente a los consumidores durante el confinamiento, a convertirse, un año después, en el canal más elegido tras la apertura de tiendas físicas, llegando a batir récords históricos en el transcurso de un año. Sin ir más lejos, la campaña de compras navideñas de este último año se considera la mayor de la historia, según el estudio de Salesforce Holiday Shopping Report publicado por El País, que señala que las ventas online se dispararon un 50% respecto al mismo periodo del año anterior. Si bien es cierto que los resultados en el ámbito del ecommerce son positivos, conviene considerar el sector logístico a nivel global, que se enfrenta a una gran variedad de nuevos retos, especialmente en la última milla.

Ampliando la visión: del auge del ecommerce a los retos en la última milla

La nueva realidad logística plantea una serie de retos para la distribución y el transporte de mercancías en las grandes zonas urbanas. Así lo refleja el estudio “El e-commerce y la distribución urbana de mercancías en España después del COVID-19” elaborado por Deloitte, donde se analizan los principales retos a los que se enfrenta la industria logística en nuestro país, tras el impacto de la COVID 19. El informe identifica algunos obstáculos en el sector y propone, entre otras, tres soluciones que pueden ayudar a resolver la problemática ambiental, de movilidad y de rentabilidad de los operadores logísticos en las ciudades:

  • Plataformas de gestión de zonas de carga y descarga: 

La creación de plataformas de gestión de zonas de carga y descarga se revela como una solución fundamental para resolver los problemas de movilidad, como la congestión urbana o la falta de eficiencia en el reparto de mercancías. Según el estudio, la solicitud de plazas de carga y descarga puede superar hasta un 70% las fijas disponibles de esta clase de estacionamientos, provocando un aumento de aparcamientos en doble fila, más trayectos a pie hasta el punto de entrega o búsqueda de plazas alternativas. La incorporación de plataformas que lo gestionen favorece la reserva de aparcamientos con antelación, evita el reparto en hora punta y promueve vehículos más sostenibles.

  • Puntos de entrega y recogida:

Con el fin de mejorar la eficiencia en el reparto por parte de las empresas de distribución y transporte de mercancías, se plantea la creación de una red de puntos de entrega y recogida de los pedidos para ofrecer una mayor flexibilidad al consumidor. Esta solución se considera fundamental en un país como España, donde le entrega a domicilio es de las opciones preferidas por los compradores.

  • Almacenes urbanos:

La implantación de almacenes urbanos supone un refuerzo de la eficiencia de las operaciones logísticas. Además, el reparto a través de vehículos no motorizados o incluso a pie se posiciona como la opción más sostenible a nivel medioambiental, así como una alternativa más eficaz a escala logística. 

Si bien es cierto que el impacto de la COVID ha propiciado una transformación económica sin precedentes, también constituye una oportunidad para que los negocios se reinventen y propongan soluciones que mejoren su modelo empresarial, en base a los retos que plantea el sector y a la demanda de la ciudadanía. En el contexto actual post-pandemia, se vuelve necesario que las compañías implementen soluciones novedosas que hagan frente a los problemas y que reflejen el avance eficiente y sostenible de su negocio.